EX ALUMNOS PRINCETON

     

Dirección de Empresas de Entretenimiento

“Discurso final Habilidades de la Comunicación”

Bullying en las redes sociales”

Agradecemos a Joaquín Rodríguez Martínez, estudiante de la Universidad Anáhuac, compartir un ensayo sobre Bullying y abrir con este la sección de Ex-alumnos Princeton.

La niña que llamas gorda, pasa días sin comer para poder bajar de peso. Al niño que le dices bruto, quizás tiene problemas de aprendizaje. La niña a la que acabas de llamar fea, pasa horas arreglándose frente al espejo para que personas como tu la acepten. Del niño que te burlas en la escuela, quizás ya recibe abuso en su casa como para que aparte tu sigas destruyendo su auto estima. Muchas veces me pregunto ¿Quien y que les da derecho a las personas a lastimar a los demás, publicando en las redes sociales criticas, comentarios y hasta fotos crueles e innecesarias? Me da mucha pena ver cómo muchas personas se alimentan de estos actos, juzgando e incitando al maltrato sin ni siquiera pensar que del otro lado hay una persona igual que ellos. Que bueno seria que la personas que juzgan de forma libre y pública, se tomaran el tiempo para mirar un poco hacia su propia vida con el mismo nivel de exigencia y maldad con el que miran a la de los demás, tal vez de esta forma se darían cuanta de lo triste que es vivir haciendo el mal a los demás. Este es un problema creciente, que poco a poco se va incorporando tristemente a nuestra realidad.Usualmente los agresores hacen esto debido a problemas en sus vidas, como por ejemplo: padres drogadictos, alcohólicos o por algún tipo de maltrato familiar. El bulling se convierte en una enfermedad, en un placer para aquel que lo hace, ya que les sirva para sacar su ira y enojo. Cabe mencionar que el bulling es cualquier forma de maltrato o acoso ya sea físico, verbal o psicológico.

En la actualidad, el “cyberbullying” es importante por la gravedad de sus consecuencias, la dificultad de prevención y por lo mucho que puede llegar a durar. Los protagonistas suelen ser niños y niñas entrando a la adolescencia. Un dato llamativo es que las víctimas son en su mayoría mujeres, pero también las agresoras son en su mayoría mujeres.En las redes sociales recibimos mucho amor afecto y cariño pero imagínate que un día de repente te llega todo eso pero al contrario, que en lugar de recibir un emoji de carita feliz, te pongan uno de puños, que en vez de que te den un abrazo, te den la espalda, que en vez de que te manden un meme chistoso, te manden una foto que te agreda, que en vez de que te pongan un corazón que te lo vayan destruyendo poco a poco. Es verdad que hoy en día las redes sociales nos unen pero cuando se usan para lastimar, acosar o agredir alguien, lo puedes llevar hasta dejarlo completamente solo.

Todos merecemos el mismo respeto y es necesario que aprendamos a valorarnos por lo que somos y no por lo que tenemos. TODOS SOMOS IGUALES. Ten siempre en mente que lo que puede parecer la diversión de unos, es el sufrimiento de otros. Nunca juzgues a alguien, especialmente si no lo conoces. Por que no sabes por lo que están pasando, y tus palabras pueden ser lo ultimo que esa persona escuche antes de decir que ya tuvo suficiente. Quienes callan y miran son tan culpables como quienes abusan. Tanto la víctima como el agresor necesitan ayuda y callar no libera de culpa a nadie, hasta se podría decir que causa más daño. Si tu has sufrido o conoces a alguien que haya sufrido esto puedes ponerle un final, habla con tus padres o con alguien que sea de tu confianza, y vas a ver que salir de esta situación es mucho mas fácil de lo que te imaginas, ándale no esperes más y recupera tu alegría. Recuerda que son igual de malos los golpes del canalla, como aquel que mira y solo calla. Hoy en día el bulling no da respiro y solo termina cuando los adultos y todos nosotros nos comprometemos, si no haces nada para detenerlo, eres parte.